¿Qué es la propagación o dispersión de los DNS?

La propagación o dispersión de DNS se produce ante el cambio de delegación de DNS de un dominio y es el período durante el cual la información de tus nuevos DNS es dispersada en los servidores de la red de Internet a nivel mundial.

La dispersión es automática y gradual: es automática porque no hay nada que pueda hacerse para acelerarla, y es gradual porque no se realiza totalmente de un instante a otro, sino que poco a poco se dispersa alrededor del mundo.

Durante el período de dispersión notarás intermitencias en el servicio. Tanto la visualización de tu web como el servicio de correo funcionarán de manera intermitente hasta tanto la dispersión finalice.

Si se trata de un dominio recientemente registrado, durante la dispersión es probable que algunos visitantes no puedan acceder a tu sitio web y que algunos de los correos que te envíen, terminen rebotando. Si se trata de un cambio de delegación de DNS de un dominio que estaba en funcionamiento, algunos visitantes accederán al sitio web anterior y otros al nuevo. De la misma manera, los correos que te envíen llegarán al servidor anterior o al nuevo dependiendo del origen del mensaje.

La duración de la dispersión varía en función de la ubicación y del proveedor de Internet de cada visitante. Es por esto que algunos accederán al nuevo servidor en cuestión de minutos y otros lo harán luego de varias horas.

Pasadas las 12 a 48 horas correspondientes al período de dispersión, todos tus visitantes tendrán acceso total a través de tu dominio a tu servicio de hosting y correo electrónico.